CONSIGUE LA MEJOR TARIFA DISPONIBLE A TRAVÉS DE NUESTRA WEB

¿Qué te apetece hacer?

La costa de Bizkaia y la comarca de Uribe

La Casa Rural Goiena esta situada en Uribe, una zona comarca desconocida pero llena de rincones increíbles. Con conexión directa con la autovía A8 y el corredor del Txorierri, es una zona ideal para desplazarse a cualquier punto de Euskadi.

En esta comarca encontrarás pequeños pueblos como Armintza, que mantienen la esencia del modo de vida tradicional marinero, valles marcados por caseríos tradicionales en los que se mantienen la actividad agraria y ganadera tradicional y Bakio, la cuna del Txakolí Vizcaíno, con pequeños viñedos ubicados en las laderas de los montes a resguardo del viento del oeste.

Para los amantes de la naturaleza y actividades al aire libre, encontrarás multitud de rutas para hacer senderismo, algunas de ellas recorriendo la costa para disfrutar de sus acantilados y playas. Podrás visitar calas espectaculares en piragua o realizar vuelos en parapente. Y por supuesto podrás visitar Urdaibai, una de las reservas declaradas de la Biosfera por la Unesco y la reserva natural más bella de Euskadi.

Uno de los paraísos del SURF lo tienes a escasos 10 minutos en coche, tanto en las playas de Bakio como para tomar la famosa “ola de izquierdas” de Mundaka.

Y si buscas rincones culturales,  el Puente Bizkaia declarado Patrimonio de la Humanidad, el Castillo de Butrón o la visita de Gernika o Bermeo son opciones perfectas para organizar una escapada cultural. Aunque si tenemos que destacar un rincón muy especial, ese es San Juan de Gaztelugatxe, con sus más de doscientos escalones para acceder a la ermita y poder ver la huella de San Juan y tocar la campaña.

Bilbao, el Guggenheim y su casco viejo

Si preparas un viaje para visitar Bilbao, sin duda el Museo Guggenheim es uno de los principales puntos de referencia. Pero no te puedes perder otros recorridos y rincones de la ciudad que seguro te van a gustar tanto o más.

Pasear por el casco viejo de la ciudad, con sus siete calles en las que se fundó la villa, la Iglesia de San Antón y el puente como centro de la ciudad en sus inicios, visitar la catedral gótica de Santiago y, por supuesto, ir de “poteo” y comer una gran variedad de pintxos. Y mientras pasear, beber agua de la fuente del perro o situarte en el punto en el que los “txikiteros” homenagean a nuestra Virgen de Begoña entonando cánticos alegres.

Desde el puente de la Salve, junto al museo Guggenheim, podrás colocarte en el punto en el que los marineros entonaban la Salve a la virgen de Begoña al ver la basílica tras semanas de faena en el mar.

Visitar el museo marítimo y el palacio de congresos Euskalduna, con la “Grua Carola” (te contaremos la historia cuando vengas a vernos) como representación de la actividad industrial de Bilbao.

La evolución de Bilbao ha sido espectacular, lo que ha ofrecido a la ciudad el máximo galardón de la arquitectura a nivel mundial. Y una representación de esa transformación es la Alhondiga, ahora Centro Azkuna en homenaje a uno de los más grandes alcaldes de la villa.

Sin duda, te harán falta más de dos días para disfrutar y descubrir todos los rincones que nuestra gran ciudad te ofrece.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.